martes, 6 de septiembre de 2011

"MORDISCOS DE VERANO"

Redactado por: Julio Guillén Rodríguez

Llega el verano  y con el la época estival. Tomarse unas merecidas vacaciones tras el frio invierno  es una obligación incuestionable. Verano es sinónimo de ocio, de descansar de la rutina para dedicarte a actividades más placenteras y a ser posible, como es lo habitual, lejos de la ciudad; cambiar los pupitres por hamacas, los semáforos por palmeras y el asfalto por arena es lo ideal pero no todo el mundo puede realizar ese cambio de escenario durante los meses de verano.
La ciudad es la misma en este periodo del año, pero cambia su sentido cuando estas libre de obligaciones y no te tienes que ajustarte a las horas que marca el reloj de forma tan estricta.  Cambia la forma de mirar y de vivir la ciudad. El Campamento Urbano de Asprona recoge esta premisa para albergar a todos aquellos/as chicos/as que estando de vacaciones, tienen que seguir en la ciudad. A lo largo de estos dos meses se han llevado a cabo distintas actividades con la finalidad última de disfrutar y de compartir experiencias únicas que solo podrían darse si estas en el C.U.  El centro de ocio ha sido nuestra cocina y allí hemos elaborado parte de dichas actividades pero las que nos han nutrido de experiencias inolvidables  y de momentos de unión son aquellas que hemos hecho fuera del centro. SIGUE.
 ¿Con qué ingredientes hemos cocinado nuestro verano? Nosotr@s hemos  seguido la siguiente receta. Para sofocar el calor, nada mejor que bañarte en las piscinas municipales. Pese a las altas temperaturas, un punto de movimiento y acción es necesario y esta parte ha corrido a cuenta del cuerpo de bomberos y de  la policía local de Albacete. La ciudad esconde lugares por descubrir y no está reñida con la naturaleza y así lo hemos vivido en el Parque Abelardo Sánchez con su aula de la naturaleza. La ciudad no es solo cosa de humanos, así que hemos visto también como  el Centro de Recuperación de Aves cuida y mima a animales que no tienen más remedio que vivir en un ambiente urbano.  Escapar de Albacete también es un aliciente así que este año hemos tenido la oportunidad de hacer dos excursiones que han sido un soplo de oxigeno en estos días de verano: Terra  Mítica y Aquopolis.
La música nunca puede faltar en nuestras vidas y si la unimos a una actividad física como el “aerobic mañanero” el resultado puede ser más que saludable. La imaginación ha quedado manifiesta en distintas actividades, juegos y dinámicas que hemos realizado. El cine ha tenido su hueco y la presentación de películas por parte de los chavales ha sido una sorpresa para mi. ¿Os podéis imaginar el resultado final con todos estos ingredientes, no? Un verano de sabor intenso, refrescante, y apto solo para los paladares más divertidos  y por cierto, muy adictivo pues ya estoy deseando volver a repetir el año que viene si las circunstancias lo permiten.
Hemos sido una gran familia estos meses y la comunicación, la cooperación y sobre todo, el respeto han sido nuestra bandera. Gracias a todas las personas que han hecho posible que el verano haya sido así, pues si no hubiéramos estado cada uno de nosotros/as, (tanto chavales, compañeros/as, voluntarios/as ) el verano no hubiera tenido este sabor y textura que siempre recordaré. Un abrazo muy grande a todas las integrantes del Campamento Urbano 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario