martes, 15 de marzo de 2011

YO SOY VOLUNTARIO DE ASPRONA por José Jiménez Lara ( Delegación de Albacete)

La experiencia que os quiero contar no es una en concreto y muchas a la vez. A mi, desde que entré en Asprona, me fascinaron las persona que me encontré allí. Personas con las que he llevado un trayecto de mi vida y que he compartido con ellas. Mi nivel de humor he de decir que es mayor desde que en las navidades de no me acuerdo qué año, Rosa me invitó a una fiesta en el centro de ocio, desde aquí han trascurrido muchas experiencias y situaciones curiosas que a nivel personal me han ido forjando tal como soy. Nunca pensé que una persona con discapacidad fuera capaz de llegar y mirarte a los ojos para preguntarte qué te pasa, que te encuentra triste y serio, y yo responderle con un nudo en la garganta que nada, pero aún así se quedan a tu lado y terminan sacándote una sonrisa y seguramente una carcajada. Lo cierto es que gran parte de mi vida está aquí y lucho por ello como si fuera mi causa, porque sé que gente así vale mucho. No conozco a nadie con tal afán de superación, fortaleza, sensibilidad, inocencia… como he conocido en personas aquí.
            Otra de las cosas que me dejan perplejo es la forma de afrontar los problemas, si se puede solucionar se hace, pero si no ¿para qué darle más vueltas y sufrir doblemente?. Aquí se da valor a la amistad sobre todas las cosas y el arrimar el hombro cada uno a su manera, y yo lo arrimo como lo hacen conmigo. El conocer este mundo me ha cambiado la vida y mi percepción de ver las cosas y afrontar problemas, lo esencial es ir con una gran sonrisa allá por donde vaya y si tengo un mal día me la pinto si hace falta. Son los efectos secundarios de ser voluntario de Asprona.
            El afán de superación y de hacer bien las cosas es algo que también he aprendido. Cada vez veo que el poner techos limita más a la gente, a todo el mundo, y sin nada que te retenga nunca se sabe hasta dónde puedes llegar a parar, sobre todo con un grupo con el valor añadido que tiene éste.
 Jose Jiménez Lara

No hay comentarios:

Publicar un comentario