jueves, 27 de enero de 2011

DISCURSO DE PRESENTACIÓN EN EL ESTRENO DEL MUSICAL VAYA MOVIDA

"Buenas tardes  compañeros y  compañeras, familias, voluntarios y voluntarias, profesionales,  amigos y amigas de Asprona, buenas tardes a todas las personas que habéis dejado lo que estábais haciendo y estáis aquí, acompañándonos en el estreno de este nuevo musical, que nos tiene embriagados de emoción y alegría.
Y es que vuestra presencia aquí no solo se reduce al simple hecho de “estar”, vuestra presencia aquí significa para todos nosotros la recompensa al esfuerzo que cada semana llevan haciendo 20 personas con discapacidad, algunos voluntarios, y Celia Muñoz, la promotora de este musical que además de eso, ha sido una estupenda guía para todos en este camino del teatro.
Tengo que avisarles de que aquí no van a ver grandes piruetas, ni unos bailes perfectos en tiempo y movimiento, tampoco nos van a nominar a los Goya por tener unos guiones enrevesados o unos magníficos efectos especiales, aquí no van a ver ni profesionales de la música ni del teatro, pero lo que si van a ver son unos auténticos especialistas en el arte de la vida, porque si ésta tuviera premio en la Real Academia de las Artes, seguro que más de uno se llevaría el premio a la actriz mas sonriente y que mas siente su rol, al actor que más se esfuerza en aprenderse su papel, a los efectos especiales mas reciclados, al vestuario más original y de menos presupuesto y sobre todo al reparto que más ilusión destila por cada poro de su piel.
Por eso desde aquí Celia, quiero agradecerte el haber aceptado este reto que tanta ilusión nos hace a todos y felicitarle por estos dos meses de trabajo, por los nervios que has pasado y que estoy segura de que estás pasando en este momento.
Y es que últimamente nos son buenos tiempos para la vida, inmersos en una crisis que nos obliga a hacer continuos sacrificios, donde el paro desgarra familias y asociaciones como la nuestra dejan de recibir muchas  de sus ayudas externas y quedan a merced del esfuerzo común de todos sus miembros. Y es en esos tiempos donde actividades como ésta se cuestionan y muchos las consideran “prescindibles”, pero que sería señores si le quitan el azúcar al nutritivo chocolate o al revigorizante café, beberlo sería para muchos un calvario por su amargor.
Y es que el teatro, la música y las cosas que cada día hacemos en grupo, con nuestros amigos, con las personas que queremos son aquellas que nos distinguen de las máquinas, de todo lo que se compra con dinero. Es lo que nos hace sensibles a los presentes que la vida nos da y lo que nos permite volver ser niños.
Por estos motivos estimados amigos y amigas, desde aquí les invito a volver a creer en las personas aunque solo sea por una hora y 20 minutos, de manera que ya no quiero demorar más este maravilloso evento"
 ¡Que empiece el espectáculo!

2 comentarios:

  1. Bonito discurso, y emotivo, Si Señor. Totalmente de acuerdo con el discurso. Seguro que si Lucio, nuestro Presidente Provincial hubiera estado el 18 de Diciembre, en la VI edición del Festival de la Distinta Capacidad, habría dicho algo similar, porque cuando haces las cosas con cariño, la mejor recompensa es esa, el cariño.

    ResponderEliminar
  2. cuando se te suelta el corazón no hay quién te pare, un gran discurso para una gran función, enhorabuena....

    ResponderEliminar